El viejo poeta

A ti mujer joven y bella
al dulzor de tu boca grana,
frescor de fresas
y savia amarga.

A tu cuerpo,
a tu enardecido beso;
a tu mirada, foco de grandeza
que alumbra el arco iris,
en horizonte de poetas.

A tu suspiro,
a tu sonrisa.

A la flor de tu espíritu,
a la luna que vela tu sueño,
y contagia a tu tez el encanto
de la noche con manto abrileño,
cuando las aves callan su canto
y el rumor del río, rompe el silencio.

Nadie

Estos versos los encontré en la estación de Ópera. Un anciano de mirada triste entró en el vagón repartiendo las fotocopias donde estaba escrita su vida, a cambio de la voluntad de sus hermanos. Aquí le rindo homenaje, en mi modesta bitácora carente de visitas, esperando a que alguien abra su corazón y, al recitar sus versos, sienta piedad del poeta.

Comments

Anonymous said…
Es muy emotivo, espero que ese hombre mayor encontrase su refugio por un instante en el fondo de tu mirada tranquila.
No siento piedad. Pienso en el ser humano complejo. No en la apariencia de anciano gastado y triste.
Tú eres joven y triste. El interior es caleidoscópico. Es lo que cuenta.
Abrazos.
Mar
Cherry said…
en la continua melancolia que estos dias recorre mi mente, mi cuerop, mi ser, ....esas palabras hacen yaga, y me llenan de emoción.
Ojala el viejo poeta de sueños algún día llegue a sonreír.....un beso
Aliara said…
Pues es una poesía bellísima. Ha sido todo un detalle por tu parte el homenaje, si el anciano lo supiera se sentiría halagado, sin duda, y feliz de que alguien aprecie su talento.

Un saludo.

P.D Me paseo todos los días por tu espacio con la esperanza de volver a leerte. ¡Hoy por fin lo hice!
if said…
¿A quién le escribiría este poema?
¿La conoció?
¿La perdió?
¿Sólo la vió en la estación?
¿Una de tantas mujeres que pasó y lo miró sin verlo?

Si alguien me escribiera algo así...
Aliara said…
Felíz día mundial de la poesía!

Un beso
Emma said…
Qué hermosos versos!! =)

Un saludo!
Saulo said…
No te creas que lo lee tan poca gente a este blog. Llegue por accidente, y no me pude ir. Me gusta como escribis. Me gusta mucho, n__n .
Un saludo desde Argentina.
Cherry said…
Esto??
Hace tiempo que no posteas y eso no me gusta :-(
Siempre que mis estudios y mis cosas me lo permiten paseo por acá, yo también deje de lado mi blog, y weno retome de momento mi poesia ayer, fue una decepción después de lo ultimo que había creado, pero en fin.
Le dejo un beso, y espero que se cuide y que no olvide postar de nuevo.
Qymera said…
Aplaudo al viejo poeta, que no por viejo es menos poeta.
Olga said…
Precioso blog, me encantó. Esta entrada me emocionó mucho.
Anonymous said…
Este viernes mismo me regaló estos versos un viejo poeta a cambio de la voluntad, en el ramal a Príncipe Pío. Sólo dos estaciones antes tuve que ayudar a una mujer a la que otras tres habían intentado robar en un vagón mientras la gente no hacía nadada, unos se mostraban indiferentes, otros preocupados por el retaso que ocasionaba, unos jóvenes se reían de la incauta y de las ladronas. Qué forma tan distinta de ganarse algún dinero.
Anonymous said…
Este viernes mismo me regaló estos versos un viejo poeta a cambio de la voluntad, en el ramal a Príncipe Pío, el caso es que sólo dos estaciones antes, tuve que ayudar a una mujer a la que otras tres habían intentado robar en un vagón mientras la gente no hacía nada (unos se mostraban indiferentes, otros preocupados por el retaso que ocasionaba, y un trío jóvenes se reían de la mujer y de las ladronas). Qué forma tan distinta de ganarse algún dinero.
Anonymous said…
Ayer en el Ramal Ópera-Príncipe Pío un anciano entró en el vagón, apoyado en un bastón se sentó delante de mi con enorme dificultad. Cuando el metro se puso en marcha se incorporó y repartió por el vagón sus hojitas, me quedé con la mía a cambio de unas monedas, el mismo verso.
Es un poema muy hermoso y así se lo hice saber, pero pareció darle igual. Imagino que la vida no le habrá tratado muy bien.
Fue un placer compartir este momento.
Un cordial saludo,
Silvia.